Cómo utilizar el laboratorio de color virtual

El propósito del laboratorio es recrear las condiciones en las que se realizaron los famosos experimentos llevados a cabo por John Guild y David Wright, y que permitieron sentar las bases de la colorimetría moderna en 1931.

Un sujeto de prueba debe lograr igualar el color de las dos mitades de la muestra circular: la mitad superior contiene un color objetivo fijo (que puede elegirse mediante el selector de la parte superior del panel), mientras que la inferior contiene un color ajustable por el sujeto mediante la mezcla de tres colores "primarios", que pueden regularse mediante sendos controles ubicados a la derecha. Un display en la parte inferior muestra en todo momento la intensidad de los primarios utilizada.

Para algunos colores objetivo no es posible llegar a igualar el color ajustable; en ese caso es necesario "invertir" uno o más primarios, queriendo decir con esto que el primario invertido se agrega no al color ajustable, sino al objetivo; la intensidad correspondiente se la considera "negativa" y así es indicada en el display.

Volver

Cómo está construído el laboratorio de color virtual

Para poder simular la "coincidencia" de color (color matching) en una pantalla, que en sí misma sólo puede reproducir una parte del gamut visible, fue necesario construir un espacio de color aún más reducido, de forma que éste sea al de la pantalla como el de la pantalla es al gamut total.

Para ello he sintetizado un nuevo espacio dentro del sRGB (el que aproximadamente tienen los monitores y tabletas modernos) al que he llamado tRGB ("RGB trastocado" o "twisted RGB", si se quiere). Este espacio se forma utilizando como primarios los colores naranja (234, 117, 0), verde (0, 234, 117) y violeta (117, 0, 234) del espacio sRGB.

Con este espacio obtenido a partir de primarios menos "saturados", puede notarse la reducción de los colores alcanzables mediante su mezcla aditiva, resultando en un gamut reducido. De hecho, algunos colores sRGB no pueden obtenerse mediante cantidades positivas del tRGB (es decir, sumadas al color ajustable) sino que exigen el uso de cantidades negativas (agregadas al color objetivo). Este hecho fue utilizado por John Guild y David Wright durante sus investigaciones de la visión humana del color.

Como los colores obtenibles con tres primarios arbitrarios se encuentran necesariamente dentro del triángulo formado por ellos (leyes de Grassman), y la "forma" del gamut total no es triangular, es imposible formar todos los colores visibles mediante tres primarios reales (es decir, físicamente realizables); su utilización obliga al uso de coordenadas negativas para los colores que quedan fuera del triángulo. La única forma de tener coordenadas positivas es elegir primarios "imaginarios" (no realizables físicamente), como los XYZ adoptados por la CIE.

Volver