Ir al contenido

Breve diccionario color-castellano: Color

Entradas del Diccionario
Luz
Color
Intensidad
Brillo, Luminancia y Luminosidad
Matiz o Tono
Cromaticidad o Cromatismo y Saturación
Gamma

Denominamos color al resultado percibido por el ser humano cuando un haz de luz en determinado rango de longitudes de onda o espectro visible, aproximadamente entre 400 y 700 nm (pronunciado nanómetros, 1 nm = una millonésima de milímetro) incide en la retina. En ella se encuentran básicamente dos tipos de células, llamados bastones y conos. Los primeros contribuyen a la visión en condiciones de baja iluminación, pero no inciden prácticamente en la percepción del color. Los conos, en cambio, son los responsables de la sensación que llamamos color. Existen tres tipos diferentes de conos, que responden grosso modo a las zonas azul (conos S), verde (conos M) y verde-rojo (conos L) del espectro. Esto último nos proporciona el fundamento básico siguiente: cualquier sistema diseñado para describir color necesitará tres componentes, y no más, ya que nuestro cerebro crea la “sensación” del color utilizando solamente estos tres “datos”.

El espectro visible
El espectro visible. En esta representación pueden verse los colores “puros” o monocromáticos (es decir, creados por una luz de una única longitud de onda). Longitudes de onda mayores corresponden al infrarrojo; longitudes de onda menores corresponden al ultravioleta. Los prefijos infra- y ultra- parecen estar al revés; la razón es que se refieren a la frecuencia de la luz, la cual varía inversamente con la longitud de onda. Las curvas marcadas L, M y S corresponden a la sensibilidad relativa de los conos correspondientes.

Nótese que, contrariamente a la creencia popular, los conos L no están centrados en la zona roja del espectro, sino que captan una buena porción de verde.

Lo importante a notar aquí es que el color es, ante todo, una sensación humana; desde el punto de vista estrictamente físico, el color no existe. Esto hace que la pregunta ¿qué colores ven los animales? esté mal formulada. A lo sumo podemos hablar sobre el intervalo de longitudes de onda en los que tienen alguna sensibilidad, y así podemos hablar de la posibilidad de captar radiación infrarroja que tienen los mosquitos, o de la percepción del ultravioleta de las abejas, o qué colores pueden diferenciar, pero jamás sabremos que colores “ven” en esas situaciones.

Sin embargo, los científicos han encontrado especies que presentan 4 o más tipos de conos diferentes, como así también otras que presentan sólo un tipo de cono. Entre las primeras se encuentran la mayor parte de las aves, mientras que entre las segundas aparecen algunos tipos de mamíferos marinos como los delfines, los leones marinos y las ballenas. Al menos un estudio indica que un 2% a un 3% de la población humana femenina mundial podría ser tetracromática, es decir, poseer cuatro tipos de conos; de ser así, estas mujeres tendrían una capacidad de discriminar color notablemente superior a la del resto de los mortales; de hecho, verían más colores.

Publicado enColorimetría

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *