Ir al contenido

El color en la Web: imágenes y navegadores

¿Los navegadores respetan los perfiles ICC?

¿Es conveniente que las imágenes que subo a una página web tengan un perfil incrustado? Hay quienes se interesan en esta cuestión, por ejemplo aquéllos que preparan catálogos de productos coloridos donde el color es importante (vestimenta, objetos artísticos, decoración, etc).

A diferencia de una salida impresa, donde todo está (más o menos) controlado, no hay forma de preveer en qué condiciones se verá una página: cuál plataforma (Windows, Mac, iOS, Android), cuál navegador (Chrome, Explorer, Firefox, Safari, Opera), cuál monitor, etc. Así parece que asegurar que mi potencial cliente vea el color que pretendo es una misión imposible. ¿Qué se puede hacer?

El primer dato a tener en cuenta es que los monitores estándar de consumo masivo están construídos tratando de acercarse a un espacio estándar de color, el sRGB, creado y propuesto por Microsoft y HP en 1996 y basado en los colores primarios que ya entonces se habían elegido para la naciente HDTV. Este espacio se construyó pensando en una curva de transferencia o gamma similar a los monitores CRT típicos de entonces, y que los monitores LCD actuales han adoptado. Este dato nos acerca ayuda a acercarnos a la solución: asumir que el monitor de mi lector es sRGB o se le parece bastante.

¿Cómo muestran el color los navegadores? Esta respuesta depende de la plataforma: mientras en Windows y OS X se cuenta con administración de color a nivel de sistema operativo (queriendo decir con esto que cualquier aplicación puede aprovechar sus servicios), no sucede lo mismo con los navegadores de los dispositivos móviles, que que ni iOS (iPhone, iPad, iPod) ni Android cuentan con esta posibilidad (hasta la fecha al menos). En este artículo me enfocaré en los navegadores de escritorio.

Afortunadamente, en los últimos años los navegadores más populares se pusieron a la altura de otras aplicaciones y comenzaron a brindar administración de color a las imágenes contenidas en una página web (no así a los propios elementos HTML, como se discute aquí), aunque el resultado no es completamente uniforme.

En principio los cinco navegadores más populares ya mencionados (Chrome, Explorer, Firefox, Safari, Opera), en sus últimas versiones, son capaces de leer e interpretar los perfiles incluídos en las imágenes de manera automática y sin necesidad de configuración, siempre que el formato de archivo usado lo soporte; de los tres formatos más comunes (JPEG, PNG, GIF) sólo éste último no permite la incrustación de perfiles.

Una mención aparte es Firefox, que es el único que cuenta con cierta configuración, aunque su acceso no es para nada obvio: no se encuentra en ninguna de las opciones del menú. Esta configuración extra de Firefox se discute aquí.

Las principales diferencias se encuentran en dos características: el soporte de la versión 4 de los perfiles ICC (la última versión disponible) y el tratamiento colorimétrico de los otros elementos de la página, además de las imágenes.

Publicado enColor Management

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *